Cólicos en lactantes 

Noches sin dormir, sentimientos de impotencia, llanto que no calma, ver retorcerse a nuestro bebé sin saber que hacer... todo esto es lo que ocurre cuando nuestro bebé sufre cólicos.

Se produce una situación de angustia y desesperación familiar por eso queremos aportaros unos consejos básicos, prácticos y útiles para intentar aliviar un poco los tan temidos y muy frecuentes cólicos de nuestro bebé. 

bebe colicos lactante llanto noche pediatra colicos del lactante nutrivit blevit digest colimil coliquin  gases lactancia

 



 

Toda la información ha sido redactada y seleccionada por los profesionales sanitarios de MySalus, con el objetivo de resolver  las preguntas que nos hacen los padres cuando vienen a la consulta o  estamos en su domicilio y se produce esta desagradable situación. ¡¡ Deseamos que sea de vuestra ayuda !!

 

 

 

¿QUÉ SON?

 

   Son episodios de llanto prolongado, a veces inconsolable, que se repiten casi a diario sobre todo por las tardes y noches. Se presenta en niños sanos con pocos meses de vida (de 1 a 3 meses habitualmente) y ceden espontáneamente.

  Es un cuadro bastante frecuente dado que de cada 10 lactantes lo presentan 4 bebés. No es una enfermedad. Hasta el momento no se ha encontrado la causa, incluso, puede que sea una variante normal de llanto.

 

 

 

¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

 

    Se han propuesto diversos factores, ninguno de ellos confirmado:

  • Inmadurez digestiva transitoria a nivel enzimático.
  • Ansiedad de los padres o estrés en el ambiente.
  • Solemos relacionarlos con los gases, pero en realidad es al revés. Con el llanto se favorece una mayor entrada de aire al estómago y por tanto una mayor cantidad de gases.

 

 

¿CÓMO SE MANIFIESTAN?

  •  Llanto inconsolable de más de 3 horas de duración, por lo menos 2 a 3 veces en semana.
  •  Encogimiento de las piernas sobre el abdomen.
  •  Piel enrojecida.
  •  Vientre hinchado.

 

 

¿QUÉ DEBO HACER EN CASA?

  •  Debes mantener la calma ya que se trata de un proceso benigno y pasajero.
  •  Acude a consolarle siempre e intenta saber por qué llora: hambre, sed, cambio de pañal, calor, frío.
  •  Procura que el ambiente sea tranquilo y relajado; no trasmitas ansiedad al niño.
  • Es un periodo muy estresante, intenta buscar ayuda para relevarte a lo largo del día, ya que nuestro propio cansancio y nerviosismo lo podemos transmitir al bebé lo que provocará entrar en un bucle de nerviosismo y lo único que hará será empeorar la situación. Haz turnos y busca momentos de descanso para ti. 
  •  Pueden ser útiles los masajes o calor en el abdomen, los paseos en carrito o en coche, la música suave.

 

 

¿CUÁNDO DEBO CONSULTAR UN SERVICIO DE MÉDICO?

  •  Si el llanto del niño se acompaña de palidez, sudoración o decaimiento intenso
  •  Si tu hijo rechaza sistemáticamente las tomas.
  •  Si tu hijo presenta fiebre, vomita repetidamente o hace deposiciones con sangre.

 

 

CUESTIONES IMPORTANTES:

  • Es normal que los niños sanos lloren durante dos horas o más al día, aunque no tengan cólicos.
  • No le administres ningún medicamento ni cambies de leche sin consultar con el pediatra.
  • En la actualidad, no existe ningún tratamiento con efectividad probada.
  • Puedes probar con Blevit digest, Nutrivit, Colimil, Coliquin…pero su efectividad no está demostrada

 

 

¿ Te parece interesante ? ¡ Compártelo !


Escribir comentario

Comentarios: 0