Las 10 primeras preguntas que le harías a un pediatra

Hoy os traemos una serie de preguntas que seguro te has hecho alguna vez desde el momento de ser madre. Durante nuestra trayectoria clínica en la consulta hemos respondido cientos de preguntas relacionadas con los primeros días o semanas del recién nacido, por eso hemos decidido recopilar las preguntas que con más frecuencia se repiten para ayudar a las nuevas mamis con sus retoños y hacer un poquito más fácil la llegada del nuevo miembro de la familia.
1. ¿Debo mojar el cordón umbilical?
Los bebés pueden bañarse desde el nacimiento, siendo recomendable el lavado del cordón con agua y jabón...pero ¡OJO! luego hay que secarlo bien para que no se macere y cicatrice en condiciones. Y cuando digo BIEN es BIEN, pasando una gasa seca por todo alrededor del ombligo y sus pliegues.
Para los papis que no os animáis a hacerlo, también podéis recurrir al alcohol de 70º un par de veces al día, ya que garantiza un secado más rápido.
2. ¿Puedo cortarle las uñas?
¡Claaaro!  Las uñas DEBEN cortarse dado que sino pueden hacerse heridas en la cara y ojos. Pero quien lo haya intentado se habrá dado cuenta que efectivamente las uñas de los bebés no se cortan igual de fácil que las de un adulto. Las uñas de los pequeños son cartilaginosas y flexibles, a veces difíciles de delimitar. Existen tijeras especiales redondeadas y punta roma para ello, pero LO MAS SEGURO y que MEJOR FUNCIONA sin duda alguna es la LIMA DE UÑAS. Pasándola de través la uña se corta al ras si dañar ningún pulpejo.
3. ¿Qué hago con el hipo?
Así como el hipo era evidente cuando el bebé estaba dentro de la tripa, lo mismo sucede fuera. El hipo se produce por la estimulación del nervio frénico dentro de la caja torácica por diversos motivos: crecimiento, distensión abdominal tras las tomas, gases, etc. El hipo no es doloroso ni molesto para los bebés y habitualmente se les quita solo. Es decir, como viene, se va. No hay que hacer nada específico.
4. ¿Cuánto tiempo debo esperar a que eche los gases?
No todos los bebés echan gases, dependerá de la cantidad de aire que ingiera mientras mama. Después de las tomas es recomendable incorporar al bebé e intentar que eche los gases. Para ello debemos dar suaves golpecitos colocando la palma de la mano a la altura de las escápulas. Si durante los siguientes 10 minutos no ha echado ningún gas, lo recomendable es no seguir insistiendo. Especialmente si se le nota tranquilo o se duerme sin dificultad. 
5. ¿Debo despertarle para comer?
En el caso de bebés sanos y vigorosos no suele ser necesario despertarles para comer. Lo único que debemos hacer es seguir su propio ritmo, que puede variar de una a cuatro horas habitualmente, sabiendo que casi siempre que se despierte será por hambre y debemos ofrecerle el pecho. Poco a poco las pausas comenzarán a ser más regulares, las tomas más eficaces y todo más predecible. ¡ Paciencia !
En el caso de bebés prematuros, recién nacidos con bajo peso o que tuvieron algún episodio de hipoglucemia al nacimiento puede ser aconsejable no dejar pasar más de tres horas entre toma y toma, aunque una vez cogen el ritmo -unos días más tarde- tampoco será necesario. 
6. ¿Chupete si o no?
Es recomendable evitar el chupete las primeras semanas de vida hasta tener garantías de que la lactancia está establecida. Con ello asegurarnos que el bebé estimula correctamente el pecho y adquiere una técnica de succión adecuada. Una vez conseguido esto, el chupete no tiene efectos contraproducentes y puede utilizarse. Incluso está demostrado el efecto calmante de la succión no nutritiva y su papel protector frente al terrible síndrome de muerte súbita del lactante.
7. ¿Le lagrimea uno de los ojos, es conjuntivitis?
El lagrimal de los bebés (en el canto interno del ojo) está anatómicamente conectado con la nariz. ¡Por eso cuando lloramos moqueamos! En los recién nacidos, este pequeño conducto puede estar sólo parcialmente permeable, sin permitir que las lágrimas que naturalmente genera el ojo drenen correctamente hacia la nariz. El resultado es un ojo al que se le acumulan secreciones y lagrimea. Salvo que además de esta discreta mucosidad exista inflamación manifiesta del ojo, lo indicado es realizar una limpieza diaria con suero y gasa limpia, y realizar un masaje circular con el pulpejo del dedo índice por debajo del canto interno del ojo. Al año de vida es habitual que el conducto ya se haya vuelto permeable, por lo que no será necesario hacer nada más.
8. ¿Qué temperatura se considera fiebre en un bebé?
Los recién nacidos, especialmente los primeros días de vida, no tienen bien desarrollado el centro regulador de la temperatura corporal, por lo cual, adquieren fácilmente la temperatura del ambiente en que se encuentran. Si es verano es frecuente notarles calientes y, al contrario, en sitios con poca calefacción se enfrían rápidamente. La fiebre se define como temperatura axilar mayor de 38ºC. Sin embargo, si a un bebé le notamos persistentemente aletargado, somnoliento o poco reactivo y tiene 37,5ºC será conveniente consultar... ¡nunca olvidemos que en medicina 1 + 1 no siempre son 2!
9. ¿Es posible que ya se haya constipado?
La respiración de los recién nacidos es muy ruidosa...siendo especialmente notable por la noche cuando todo se queda en silencio y nuestro bebé no para de hacer ruiditos, estornudar y respirar irregularmente. Las secreciones son habituales y no implican haber pillado un constipado. Simplemente, en la adaptación de las mucosas al mundo aéreo, "no acuático", la nariz se protege segregando algo de mucosidad, siendo los ruidos y los estornudos un reflejo muy frecuente en el recién nacido.
10. Creo que mi bebé tiene diarrea...¡hace líquido y muy seguido!
Tras las primeras deposiciones negro-verdosas de los primeros días de vida (meconio), las cacas van adquiriendo un color más mostaza como con granitos amarillentos. Lo habitual de estas deposiciones es que sean líquidas, mientras el único alimento que recibe el bebé sea líquido (leche).
La frecuencia, hasta 8 deposiciones al día, viene dada por el reflejo gastro-cólico. Este reflejo consiste en que cada vez que el estómago recibe alimento, se estimula el colon acabando en deposición.  Este reflejo se va perdiendo con la edad...lo que es muy bienvenido en la economía familiar ;)
Aquí tenéis una recopilación de las principales preguntas que nos hacen los papás en nuestra consulta, si os ha quedado alguna duda o tenéis más preguntas dejárnoslas en comentarios y en breve os las responderemos.
También recordaros que contáis con un servicio de pediatría vía whatsapp al que poder hacer preguntas ilimitadas y en cualquier momento con una respuesta inmediata y personalizada por un pediatra.  
¡¡¡ Feliz fin de semana !!

 

¿ Te parece interesante ? ¡Compártelo!

 

Escribir comentario

Comentarios: 0